Quizás has tenido la oportunidad de ver a un grupo de personas vestidas con ropa poco llamativa o hasta con ropa de camuflaje, observando a través de binoculares a las aves que viven en un lugar particular… te has preguntado ¿qué es el la observación de aves? Se le llama birding o birdwatching. Déjame y te cuento acerca de su importancia…

De terrible cazador a observador artista

La historia sobre la observación y el estudio sistemático de las aves se remonta a los inicios de siglo XIX con John James Audubon, cuando llega a Estados Unidos desde la colonia francesa en Haití, que fue su país de nacimiento.

Retrato de John James Audubon. Crédito: Kean Butterfield

Al llegar a Estados Unidos comenzó a trabajar en una granja familiar e inició sus estudios con las aves con los primeros anillamientos a individuos de la especie de bobito americano (Sayornis Phoebes), y determinó que año tras año los mismos volvían a reproducirse en una misma época del año.

Para el momento, la manera en la que Audubon estudiaba a las aves era capturándolas luego de cazarlas para así verlas de cerca y hacer ilustraciones de las aves en su ambiente y con posiciones corporales más naturales, lo cual era novedoso al compararlo con los trabajos de sus contemporáneos. Es a mediados de 1800 que viaja a Inglaterra a mostrar sus ilustraciones y se dice que las mismas fueron un éxito debido a la calidad de sus representaciones, y es ahí cuando obtiene suficiente dinero para publicar su libro “Birds of America”, conocido a nivel mundial.

¿Cómo surgió la observación de aves?

Luego de esta experiencia de Audubon, en 1901 fue la primera vez que se utilizó el término observación de aves fue por el inglés Edmund Selous, debido a la publicación de su libro “Observación de aves”. La historia de este naturalista es muy interesante, ya que luego de ver como se realizaba el estudio científico en ese momento desarrolla una aversión por la caza de aves que se utilizaba principalmente para las colecciones ornitológicas y propone la observación de las aves como método científico para el conocimiento sobre las mismas.

Durante el final del siglo XIX en Inglaterra la observación de aves se hizo famosa por el interés de los macabros coleccionistas y traficantes en obtener huevos y pieles, inicialmente de aves locales y luego de aves exóticas en todo el mundo, y es ahí donde surgen los primeros indicios conservacionistas y fue creada la primera Sociedad Audubon en Estados Unidos con el fin de contrarrestar el comercio de aves, el cual seguía ganando popularidad.

Conservación de las aves en tiempos de reyes

Posteriormente, la Sociedad Audubon (Estados Unidos) y la Sociedad Real para la Protección de las Aves (Inglaterra) comenzaron a apostar por la observación de aves como una actividad inicialmente recreativa para contemplar a estos maravillosos animales y ayudando a la conservación de las mismas.

De hecho, cuando los viajes en avión se hicieron accesibles para las comunidades en los años 60, compañías como Ornitholidays en Inglaterra abrió sus puertas para ofrecer a los turistas observadores de aves la opción de conocer las aves del mundo, y de allí la observación de aves ha sido una actividad cada vez con más adeptos.

El aviturismo como aliado a la conservación de las aves

Las aves al ser tan llamativas, por sus colores, cantos y su comportamiento, han atraído a observadores de aves a nivel mundial. Y es en los trópicos donde se concentra la mayor actividad turística ya que ahí se encuentran los lugares con la mayor diversidad de organismos del planeta.

La observación de aves, no solo es una actividad recreativa, sino que también ha ayudado a los ornitólogos (científicos que trabajan con aves) a conocer más sobre las mismas en lugares donde el acceso es limitado.

Por otro lado, existen bases de datos como la de eBird creada por la Universidad de Cornell en Estados Unidos, donde personas a nivel mundial alimentan con información constante sobre las aves de sus localidades.

Esto ha hecho que personas comunes, se interesen en esta actividad y que ayuden en el conocimiento de las aves y en la conservación de los ecosistemas, demostrando que si todos trabajamos en equipo  podemos lograr muchas cosas.

Ecoturismo como actividad económica alternativa

Actualmente el ecoturismo realizado con aves es una actividad que ha traído beneficios tangibles para diversas comunidades a nivel mundial, ya que como una actividad económica alternativa es una fuente de trabajo fija para los pobladores. Para la realización de actividades turísticas, las personas requieren de servicios como lo son el alojamiento, alimentación y por supuesto guías de aviturismo que sean capaces de detectar las especies que habitan en los ecosistemas aledaños a las comunidades.

¡Anímate a probar el birding!

Por otro lado, las personas que habitan en las comunidades se sienten responsables por el cuidado y preservación de las aves, y es ahí donde podemos decir que esta actividad también ayuda en la conservación no solo de las aves, sino de los ecosistemas donde ellas habitan.

Costa Rica es una de potencias a nivel de ecoturismo, y es definitivamente un ejemplo a seguir de cómo los ecosistemas si son manejados de manera sustentable, pueden generar por si mismos ingresos para un país sin necesidad de explotar recursos como la minería, la madera, y los combustibles fósiles.

Otros países como Colombia y Ecuador se han unido a la lista de países que actualmente siguen apostando en la preservación de los ecosistemas como fuente de ingreso, y para el desarrollo no invasivo en las comunidades rurales. Esperemos que poco a poco, más países sigan tomando iniciativas en conservar la biodiversas, aportando así en la protección de nuestro planeta.