Colores contrastantes, figuras geométricas y abstractas, manchas, rayas y rosetas son algunos de los patrones que podemos conseguir en la piel de los animales. Estos patrones han servido de inspiración para diseños de moda y hasta de supervivencia; pero más allá de eso, ¿para qué le sirven esos patrones a los animales?

Algunos de estos diseños hacen que los animales sean imperceptibles a nuestra vista, y es lo que comúnmente llamamos camuflaje. Pero existen varios tipos de  camuflaje: “Cripsis”, que proviene del griego “kryptos” que significa “lo oculto”, cuando los animales tienden a simular el entorno donde se encuentran, y el mimetismo con el cual los animales tienden asemejar otro organismo o quizás a un objeto. Quizás hasta los momentos no veas la diferencia, pero incluiré varios ejemplos para explicar de qué se tratan estos tipos de camuflaje.

Ocultos a simple vista

¿Conocen a los nictibios? son un grupo de aves nocturnas, con grandes ojos y que tienen una boca enorme. Durante el día definitivamente pasan desapercibidos. Su plumaje tiene un patrón increíble que asemeja muy bien el tronco de los árboles. Hay muchos otros animales que tienen este mismo patrón, como por ejemplo algunas polillas y otros insectos, lagartijas, ranas… ¡y no es porque nacieron de la misma madre! lo que sucede es que todos comparten un entorno similar y por ello, tienen una respuesta parecida en dicho ambiente. En este caso este camuflaje puede ayudar a los nictibios y a las lagartijas a que sus depredadores (¡y sus presas!) no los vean, asegurando tener más éxito en la captura y con ello su supervivencia .

Hay unos organismos que me parecen realmente buenos en su trabajo de camuflarse: los insectos palo, esos bichitos que parecen una ramita marrón o verde y que a veces ni sabemos dónde están los ojos, y si lo que tiene en el extremo son patas o antenas. Estos curiosos animales son tan increíbles que simulan hasta el movimiento de las ramas con el viento, porque definitivamente no sólo se trata de parecer una rama, sino que ¡tienes que tener actitud de rama! Eso sucede con muchas otras especies, porque el disfraz no está completo si la representación o actuación no está bien hecha.

¡Cuidado! hay una piedra que se mueve

Por otro lado, los peces sapo y los peces piedra pertenecen a una familia de peces llamada Scorpaenidae, y  tienen espinas con glándulas de veneno, pero definitivamente esto no es lo más interesante. Estos peces no tienen la capacidad de cambiar a su antojo el patrón de la piel con el que nacieron, pero realmente pareciera que los hubiesen formado al mismo tiempo que los fondos marinos: tienen formas y colores iguales a los encontrados en las esponjas marinas o los fondos llenos de algas, otros tienen estructuras que sobresalen y que pareciera que fueran una roca más. Lo malo es que se confunden tan bien en el fondo que, si los buzos están descuidados, pueden tener un emponzoñamiento.

Yo me visto de acuerdo a la ocasión

Otros animales, como los pulpos y camaleones, tienen una gran ventaja: pueden cambiar a su antojo los patrones y colores de su cuerpo, ¡ojalá uno pudiera cambiarse tan fácil la ropa! Ellos presentan en su piel unas células complejas especializadas con pigmentos (las cuales llaman cromatóforos), que les da la posibilidad de cambiar fácilmente de acuerdo a su entorno. Los pulpos no sólo cambian de color, sino que su cuerpo blando los ayuda a tomar formas impresionantes que los hacen desaparecer en el fondo.

The two spot octopus, Octopus bimaculatus, is a master of camouflage, changing its color and texture to match its background, California, USA.

Disfraz para asustar

Como les mencioné anteriormente hay otro tipo de camuflaje al que llamamos mimetismo, debido a que los animales (también algunas plantas), asemejan a otro organismo. En los insectos se pueden conseguir una gran cantidad de ejemplos, si hiciera una lista, tardaría una vida en describirlos todos, pero aquí presentaré algunos de los que me parecen más interesantes.

Existe una mariposa que cuando está en su fase de oruga asemeja una serpiente. Y definitivamente van a creer que es un cuento de ciencia ficción o que me lo estoy inventando para impresionarlos, pero no es así. Esta especie se llama Eumorpha vitis, y cuando es una indefensa oruga y se siente amenazada, mueve su piel hacia la cabeza y al juntarse todos los patrones de manchas de su cuerpo forman como la cabeza de una serpiente, intimidando a sus depredadores, y muy probablemente escapan de ser presa de los mismos.

Si no me muevo, no me ves

Existen unas arañas llamadas comúnmente “arañas cangrejo” que viven entre las flores, y asemejan los pétalos de estas, teniendo colores amarillo, rosa y blanco. Adicionalmente, sus patas pueden posicionarse pegadas unas a las otras, de manera que pasan desapercibidas. Cuando los insectos van buscando el néctar de las flores, no logran ver a las arañas y se vuelven presas de éstas.

 

Nacidos para brillar

Por otro lado, existen otros animales que no quieren pasar desapercibidos, sino que buscan llamar la atención para decir “No te me acerques” o “soy peligroso”. La manera en la que ellos dan este mensaje de advertencia es teniendo una coloración con tonos brillantes y llamativos, lo que llamamos coloración aposemática.

Ejemplo de esta coloración son las ranas flecha o dardo, que son endémicas de Centro y Sur América, y pertenecen al grupo de los Dendrobatidae. Estas ranas parecen pintadas por los mejores pintores del mundo, tienen unos colores realmente hermosos y que llaman mucho la atención. Pero como decimos en Venezuela “mira con las manos y toca con los ojos”, no debemos tocarlas ya que son muy tóxicas para la mayoría de las especies. Diversas investigaciones realizadas a nivel mundial sugieren que el brillo de los colores no es indicativo de mayor toxicidad, aunque por ejemplo la rana dorada (Phyllobates terribilis) de color amarillo tenue, es considerada la especie más peligrosas entre todas las ranas.

Oro parece…

Adicionalmente, algunas especies se mimetizan con otras que son venenosas, es decir, tienen un disfraz de especie peligrosa sin contener ni una pizca de veneno. Esto es muy ventajoso, ya que los animales que ya conocen que esos colores son de advertencia, no los capturan porque los asocian con algún animal peligroso que sea similar. Esto sucede por ejemplo con un grupo de moscas que polinizan las flores, y que a simple vista parecen abejas. Pero, si agudizamos un poco la vista, podemos detallar que sus estructuras no corresponden al grupo de las abejas (Hymenoptera) sino al grupo de las moscas (Diptera).

Vemos entonces que cada organismo tiene sus patrones definidos de acuerdo al sitio donde viven, cada uno tiene sus estrategias para atraer o esconderse y cada uno cumple un papel en los ecosistemas. Si tú tuvieras que elegir, ¿te gustaría más el camuflaje o los tonos de advertencia?

 

Imágenes

Imagen 1: Nictibio. Foto de A. F. Polo. Tomada de https://hiveminer.com/Tags/nictibio

Imagen 2: adulto y pichón de Nictibio. Foto de Luis Vargas Durán. Tomada de https://www.flickr.com/photos/36288885@N02/26173804090

Imagen 3: Bat-faced toad. Tomada de http://www.dailymail.co.uk/news/article-2071125/Masters-disguise-The-gecko-resembles-leaf-natures-camouflage-experts.html

Imagen 4: insecto palo. Foto tomada de http://kids.nationalgeographic.com/animals/stick-insect/#stick-insect-branch.jpg

Imagen 5: pez piedra. Tomada de http://faq.ph/facts-about-stonefish/

Imagen 6: pulpo cambiando de color. Tomado de http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2939261/Spot-octopus-Amazing-moment-marine-creature-camouflages-against-reef-captured-video.html

Imagen 7: pulpo camuflado con su entorno. Foto de David Fleetham. Tomada de http://fleetham.photoshelter.com/image/I000029URcQ3bvW4

Imagen 8: de oruga de Eumorpha vitis Tomada por Luis Levin (UCV) http://www.ciens.ucv.ve/arboretum/interacciones.html

Imagen 9: Araña Cangrejo amarilla. Tomada de http://www.countrysessions.org/blog/?p=16628

Imagen 10: Zimmersman’s poison frog. Foto de Andrew McLachlan. Tomada de https://andrewmclachlan.wordpress.com/tag/ranitomeya/

Imagen 11: Phyllobates terribilis. Foto de Andrew McLachlan. Tomada de https://andrewmclachlan.wordpress.com/tag/ranitomeya/

Imagen 12: mosca mimetizando una abeja. Foto de Tim Turner. Tomada de http://bugguide.net/node/view/759820