Cuando ya tenemos mascotas en el hogar siendo parte de nuestro núcleo familiar y decidimos crecer como familia agregando un bebé, muchos se hacen la misma pregunta:¿qué haremos con la mascota?

La respuesta a esa pregunta es fácil. Si ya la mascota es parte de la familia, pues se buscará la manera más higiénica y armónica para convivir. Es importante entender que regalar la mascota o abandonarla por tener un bebé NO es una opción.

Primero que todo, en esta etapa es imperativo cuidar la higiene de nuestras mascotas. Por ejemplo, bañarlos con más frecuencia y cortarle las uñas.

Perros

Si tienes un perro, procura llevarlo al veterinario para que le coloquen las vacunas adecuadas como parvovirus, el coronavirus y la rabia.

También es importante recordar el cuidado de los enseres personales tanto de los perros como de los gatos, para evitar cualquier infección.

Gatos

Cuando tenemos un gato y se está embarazada hay que tener precaución con el parásito que estas mascotas suelen portar: Toxoplasma gondii. Normalmente, este parásito suele pasar por desapercibido, sin embargo durante el embarazo hay que estar alertas. El Toxoplasma puede producir ceguera, hidrocefalia, prematuridad, bajo peso para la edad gestacional al nacer el bebé.

Si ya convivías con gatos, es recomendable ir al médico y hacerte una prueba para saber si ya has padecido de esto antes, ya que una vez que lo padeces, te hace inmune.

 

Si se siguen estos pasos sencillos, no tiene porque existir una conversación sobre abandonar a tu mascota por un embarazo. Con mantener los cuidados necesarios, todos podrán convivir como una gran familia bajo el mismo techo.